Tras el impasse del año pasado, en què el Festival de Pasqua es va haver de fer via transmisión debido a la pandemia, este año se ha podido volver a la presencialidad y el público ha respondido de forma totalmente positiva.

Tanto los conciertos de mañanas, como el resto de actividad paralela·leles, han registrado una muy alta ocupación del espacio disponible y adaptado a la normativa para combatir el Covidien 19. Pero han sido los conciertos de tarde, con un aforo superior, los que han registrado las entradas totalmente agotadas en cuatro de las cinco sesiones programadas, logrando un éxito absoluto de público.

justamente, uno de los conciertos que hacía días que tenía todas las entradas ya agotadas, es lo que ha puesto punto y final a la edición de este año. Se trata de la actuación del Coro de Cámara del Palau de la Música dirigido por Xavier Puig. precisamente, este Cervera fue el fundador del certamen y de su director en sus primeras ediciones.

El programa de este último concierto ha incluido obras de Clavé, Mijo, Dinámico, Nicolau, Morera, Pujol, Serra, R. Lamote, Taltabull, Oltra y Vivancos. Un viaje por 150 años de música coral catalana con una completa muestra de la diversidad y la riqueza de nuestros compositores.


más de 15 conciertos y diversas actividades paral·paralelas con Manén y Gerhard como protagonistas

El Festival de Pascua, que ha tenido lugar del 27 de marzo al 4 d’abril, ofrece también un balance totalmente satisfactorio atendiendo a las primeras impresiones recogidas del público, la alta ocupación de los aforos disponibles (y adaptados a las normativas Covidien 19) y las buenas sensaciones de los intérpretes y compañías que ha actuado.

En total, s'han programat 11 producciones musicales diferentes que se han concretado en 15 conciertos repartidos en 6 días y en espacios diferentes de la ciudad como el emblemático Paraninfo, el Auditorio Municipal, la Iglesia de Santo Domingo o, incluso, la Paeria.

Una de las novedades ha sido el estreno del nuevo director artístico, el violista y musicólogo Jordi Armengol. Su directriz artística ha querido mantener las raíces que conforman la identidad del festival (la potenciación de la música clásica catalana), pero a la vez abriéndose a nuevas propuestas multidisciplinares, otros géneros musicales y, sobre todo, aglutinar actividades paral·paralelas como proyecciones documentales, audiciones comentadas o exposiciones y conferencias durante los días del certamen.

El festival de Cervera también se ha añadido a las conmemoraciones de dos aniversarios indispensables: el 125 del nacimiento de Robert Gerhard y el 50º de la muerte de Joan Manén, dos de los casos más paradigmáticos del desconocimiento que tenemos de nuestros músicos más universales. También ha habido un recuerdo por el Cuarteto Renacimiento de Eduard Toldrà.

Todos los conciertos y actividades se han regido siguiendo estrictamente todos los protocolos de seguridad y de protección activados a raíz de la pandemia provocada por Covidien 19.

El Festival de Pascua está organizado por la Paeria de Cervera, y es un punto de encuentro para el sector de la música clásica en Cataluña, así como un escaparate de la música clásica que se hace en Cataluña.